Cavitación “lipólisis sin cirugía”

Hoy surge la respuesta para aquellas personas agobiadas con la acumulación de grasa en diferentes zonas del cuerpo, que a pesar del ejercicio y la buena nutrición no han podido eliminar.

Este nuevo equipo es la solución para quienes siempre han deseado cambiar su figura pero que nunca se someterían a una cirugía convencional o que por su condición física no son aptas para la intervención quirúrgica.

Se trata de una revolucionaria tecnología de última generación desarrollada científicamente y bajo los más altos estándares de calidad mundiales con efectos comprobados en cientos de pacientes alrededor del planeta.

¿Cómo actúa?

El equipo actúa emitiendo ondas ultrasónicas en una banda de frecuencia (40-45 Khz) compuestas por ciclos de compresión y expansión que se producen a alta velocidad generando una innumerable cantidad de micro-cavidades o micro-burbujas que se agrandan paulatinamente culminando en la explosión de las mismas y la licuefacción del tejido graso, que seguido de un drenaje linfático permite la eliminación de la grasa por la orina, sin dolor ni heridas.

¿Cada cuánto se debe hacer?

Se recomienda dos veces a la semana. Según las indicaciones del especialista, necesitará entre 5 y 12 sesiones.

Ventajas

Esta nueva técnica permite ser aplicada en prácticamente la totalidad del cuerpo, sin importar el grosor de la zona a tratar ni su densidad. Permite además observar los resultados desde las primeras sesiones de forma visible, logrando una importante reducción del perímetro y sobretodo la eliminación progresiva y permanente de acúmulos adiposos. Es un resultado estable ya que se destruyen la celulas adiposas.

Es un tratamiento no quirúrgico, sin dolor, sin complicaciones ni efectos secundarios y sin incapacidad