Déjanos tus datos si deseas recibir información.

NOMBRE Y APPELIDOS*

E-MAIL*

TELÉFONO / WHATSAPP*

TU MENSAJE*

DESARROLLO DE TU CONSULTA

Efecto psicológico de la cirugía plástica sobre la imagen corporal

Efecto psicológico de la cirugía plástica sobre la imagen corporal
24 septembre, 2018 Ximena Angarita

Como bien sabemos, los diversos procedimientos quirúrgicos en cirugía plástica generan una serie de beneficios para todas aquellas personas interesadas en cambiar la apariencia de su cuerpo. Por extensión, se considera innegable el impacto de la cirugía plástica en el mejoramiento de la autoestima, el autoconcepto y desde luego la seguridad personal, contribuyendo de manera considerable en el bienestar psicológico y emocional del paciente.

A lo largo de mi experiencia como cirujana plástica, he sido testigo de los cuestionamientos relacionados con la importancia de la imagen corporal, influenciada por los diversos estereotipos sociales y culturales, la naturaleza del envejecimiento y las situaciones personales y afectivas; razón por la cual reconozco el rol fundamental de la cirugía plástica en la reconstrucción de la autoestima basada en la redefinición del cuerpo acorde con los cánones culturales.

Un ejemplo notable lo encontramos en pacientes que han padecido cáncer de seno, manifestando un menoscabo considerable en su imagen corporal que perjudica considerablemente su autoconcepto y por extensión la calidad de sus relaciones interpersonales, su desempeño laboral y su equilibrio emocional.

De igual manera, he notado una tendencia entre mis pacientes relacionada con la elección de procedimientos para la transformación de su cuerpo, entre los cuales destaco la mamoplastia de aumento y la liposucción por medio de la técnica Vaser Hi – Def con lipotransferencia glútea; en su mayoría, los agravados complejos relacionados con la imagen personal se ven plenamente resueltos en el quirófano.

Recientes estudios demuestran que las personas con una elevada autoestima son más seguras de si mismas, demostrando un desempeño excepcional en su entorno laboral, social y sentimental; al permitirse enfrentar con mayor seguridad las diversas situaciones acontecidas en cada uno de estos ámbitos. Por esta razón muchos especialistas consideran la cirugía plástica como una “cirugía psicológica” ya que repercute en el estado emocional de cada paciente.

Sin embargo, este fenómeno acarrea una contraparte negativa: la adicción a las operaciones. Algunas personas cuando superan el miedo a los retoques, se enganchan en la necesidad patológica de repetir una y otra vez cada procedimiento quirúrgico posible, en busca del cuerpo perfecto. Detrás de la adicción a las cirugías plásticas hay un tipo de ansiedad que merece ser atendida, debido a sus efectos negativos en el autoconcepto del paciente.

Es necesario tener en cuenta que  en muchas ocasiones el bisturí no es la cura para la depresión y los diversos trastornos emocionales; sin embargo, es cierto que el mejorar la apariencia física, alimenta y satisface la autoestima, por ende es quizás en este difícil balance donde debemos movernos. El concepto de belleza esta sujeto a cambios fugaces, pero  nuestro deber como cirujanos plásticos consiste en aportar en la mejora de la calidad de vida de nuestros pacientes al ofrecerles una serie de cambios en su cuerpo, que constituyan una mejora notable a nivel físico y psicológico.

2 Avis

Laisser une réponse

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

*