Déjanos tus datos si deseas recibir información.

NOMBRE Y APPELIDOS*

E-MAIL*

TELÉFONO / WHATSAPP*

TU MENSAJE*

DESARROLLO DE TU CONSULTA

Causas que desencadenan el seroma postquirúrgico

Causas que desencadenan el seroma postquirúrgico
12 septiembre, 2019 Ximena Angarita

La seguridad ha sido una constante en el perfeccionamiento de los procedimientos quirúrgicos en general,  tendiendo a la búsqueda de nuevas tecnologías cada día más eficientes que minimicen el impacto traumático del bisturí sobre los tejidos intervenidos.

Sin embargo, me gustaría recabar en una de las complicaciones más comunes acontecida durante el periodo postoperatorio relacionada con la formación de seromas, las condiciones en las cuales debe llevarse a cabo la fase de recuperación postoperatoria y desde luego las prevenciones más comunes al momento de tomar la decisión de intervenirse quirúrgicamente.

El seroma es entendido como la acumulación excesiva de líquido seroso bajo los tejidos subcutaneos, excediendo la capacidad de absorción de nuestro cuerpo; suele desencadenarse como una reacción normal del organismo frente a la ruptura de los tejidos intervenidos tras una cirugía plástica.

Suelen aparecer en el transcurso del postoperatorio, una vez retirados los tubos de drenaje; la mayoría de los seromas suelen reabsorberse tras los primeros 30 días del postoperatorio sin embargo, algunas complicaciones relacionadas con el proceso de cicatrización dificultan la reabsorción del líquido retenido, desencadenando una presión considerable sobre las cicatrices al extremo de inflamar los tejidos dérmicos comprometidos.

Vale la pena aclarar que los seromas no son formaciones purulentas, por el contrario no reportan la sintomatología típica de una infección convencional; sin embargo, en caso de no recibir un tratamiento de drenaje oportuno pueden desencadenar infecciones al extremo de provocar casos aislados de necrosis cutánea.

Se recomienda en todo momento acudir a las citas de control programadas por su cirujano plástico, quien se encargará de evaluar el correcto avance de la cicatrización de los tejidos intervenidos, programando las sesiones de drenaje correspondiente en caso de ser necesarias para evitar formaciones infecciosas secundarias que suelen derivar de la intervención quirúrgica inicial.

A su vez el uso complementario de prendas compresivas permite desecar la zona intervenida, evitando la formación de grandes espacios subcutáneos donde pueda alojarse el líquido seroso. Recuerde minimizar la actividad física durante la primera semana posterior a la intervención quirúrgica con el ánimo de incentivar el proceso de recuperación y lograr un avance optimo en el recobro de los tejidos intervenidos.

Entre las cirugías que reportan una mayor incidencia de seromas postquirúrgicos encontramos la abdominoplastia, los lifting faciales, la reconstrucción mamaria y la liposucción, conservando como denominador común un proceso de separación entre los tejidos cutáneos, conectivos y musculares. Se recomienda mantener una comunicación cercana con el especialista, acudiendo a los controles postoperatorios programados y siguiendo en todo momento las indicaciones previstas por los profesionales involucrados en el proceso de recuperación.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*