Por favor seleccione una página para

5 estrategias para ayudar a controlar los malos hábitos alimenticios.

5 estrategias para ayudar a controlar los malos hábitos alimenticios.
25 enero, 2017 Ximena Angarita

Identificar las situaciones que desencadenan malos hábitos alimenticios puede ayudarte a buscar las soluciones para superarlos e inspirarte a tener cambios saludables en tu vida cotidiana.

Por ello a continuación encontraras algunas actividades que hacen que nuestro apetito aumente y no seamos consientes de lo que estamos consumiendo.

  1. Ver televisión, leer o trabajar en casa nos genera más apetito y esto hace que tomemos lo primero que encontramos en la alacena. Como primera medida debes pensar en que es lo que estas comiendo, donde y cuando lo haces para detener eso que llamamos mordisqueo. En muchos casos comemos papas fritas u otros alimentos que no contienen muchos nutrientes, estos  los puede consumir pero en una cantidad moderada y cuando no estés demasiado hambriento.
  2. Tenemos algunos momentos en el día donde deseamos una merienda o un tazón de helado, es primordial que identifiques cuales son esos momentos vulnerables del día, si el hambre es uno de esos factores ten al alcance alimentos saludables que sean prácticos (evita comprar tentaciones), pero si esto ya es un habito que no puedes cambiar, es mejor sustituir esos alimentos poco saludables con otro tipo de hábitos, como tomar un té (manzanilla o verde) o un baño relajante. También ayuda tomar en la tarde algún suplemento con triptófano que ayude a controlar el apetito.
  1. ¿Comes más cuando estás cerca de ciertas personas? ¿Meriendas en cualquier momento si tu compañero lo hace? ¿Las excursiones sociales te llevan a comer sin parar? Estas situaciones sociales pueden socavar tus esfuerzos por mantener una buena alimentación. Reconocer dónde y cuándo la influencia social juega un papel en tus hábitos alimenticios y decidir lo que quieres cambiar es el primer paso. Ten en cuenta que te puede afectar lo que otros comen, porque tú puedes hacer lo mismo y aun no te has dado cuenta. ¡Toma la iniciativa de cambiar!
  1. Si eres una persona que no desayuna por diversos factores, o cuando estás cansado recurres a la comida chatarra, debes tener claro que esto afecta tu salud más de lo que crees. Para solucionar esto debes hacer un plan de comidas diario, incluyendo desayuno, almuerzo, cena y aperitivos; y esto puede ayudar a mantener bajo control el hambre. Recuerda que tu comida debe ser una prioridad. También conseguir una buena noche de sueño ayuda con el control de peso.
  1. ¿Ciertos sentimientos te causan ansiedad? ¿Usas ciertos alimentos para calmarte? Debes aprender a separar el apetito con tu estado de ánimo, puedes realizar también un monitoreo de tus estados anímicos para distinguir el hambre verdadera a la impulsiva por calmar un sentimiento. Cuando las emociones son altas, usa otras estrategias para afrontarlo no lo solucionas alimentándote en exceso.

Solo tu puedes identificar cuales son los factores que hacen que te alimentes en exceso, no olvides que una buena salud depende de tu alimentación saludable. Te invito a conocer más sobre mis cirugías y procedimientos no quirúrgicos que tengo para ti llamando al (34) 934 878 640 o visitarme en Paseo de Gracia 79, 1°- 2 ª Barcelona, España. CP: 08008.

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*