Déjanos tus datos si deseas recibir información.

NOMBRE Y APPELIDOS*

E-MAIL*

TELÉFONO / WHATSAPP*

TU MENSAJE*

DESARROLLO DE TU CONSULTA

El temor al envejecimiento: uno de los motivos más frecuentes de visitas al quirófano

El temor al envejecimiento: uno de los motivos más frecuentes de visitas al quirófano
10 abril, 2019 Ximena Angarita

El envejecimiento es sin duda alguna uno de los procesos biológicos de mayor impacto en nuestras vidas, debido no solo a los cambios estructurales y funcionales acontecidos en el cuerpo humano durante su maduración sino además por todas aquellas ideas preconcebidas e infundadas que asocian a la vejez con un estado de invalidez e indefensión absoluto.

Estos prejuicios tienen una clara justificación social y cultural, en un entorno altamente permeado por forzados estereotipos que privilegian la eterna juventud como única aspiración en la vida de una persona, claramente impulsados por los medios masivos de comunicación y las redes sociales donde la vejez suele asociarse con obsolescencia e improductividad.

Estos son los motivos más frecuentes que inducen en algunos de mis pacientes un temor profundo por el paso del tiempo llevándolos a intentar revertir con ayuda del bisturí aquellas señales del envejecimiento en sus cuerpos con las cuales no se sienten del todo conformes, descuidando en el proceso uno de los aspectos más importantes que sin duda alguna va más allá de la apariencia e incide directamente con una buena salud y calidad de vida al momento de afrontar nuestros años venideros.

Aunque considero que la cirugía plástica combinada con las diferentes técnicas dermocosméticas especializadas logran un efecto notable en la reducción de los principales indicadores del envejecimiento, mejorando notablemente la apariencia de los pacientes intervenidos; hay un factor de vital importancia que pasa desapercibido y tiene relación directa con la preservación de hábitos de vida saludables que reducen el impacto del envejecimiento en nuestros cuerpos y nos brindan vitalidad independiente del paso de los años.

Soy muy insistente respecto al seguimiento de rutinas de ejercicio enfocadas en la activación cardiovascular y la implementación de una dieta saludable que priorice en el consumo de alimentos ricos en proteínas y antioxidantes, premisa fundamental para garantizar un estado de salud óptimo concentrado en el cuidado de nuestro cuerpo, reduciendo notablemente la aparición prematura de los indicadores de la edad.

En torno al tema del envejecimiento no existe una mejor recomendación que tomar la decisión consiente de intervenirse quirúrgicamente, orientada en todo momento por una elección libre y voluntaria sin obedecer a las expectativas de la sociedad y sus forzados estándares de belleza. La cirugía plástica es un aliado al momento de corregir aquellos detalles que no nos permiten sentirnos plenamente conformes con nuestro cuerpo ayudando en el fortalecimiento de nuestra autoconfianza sin anular el encanto propio de cada etapa de nuestras vidas.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*